lunes, 25 de marzo de 2019

El holocausto y los judíos sefardíes

¿Están siendo olvidados los judíos sefardíes y del Medio Oriente que perecieron en el holocausto?

Por B. Gordon, tomado de Aish.com, 27 de Octubre, 2019

El Holocausto – una de las más grandes tragedias de la historia judía- se ha convertido, comprensiblemente, en un símbolo ashkenazi. Pero, definiendo el Holocausto como una “tragedia askenazi” ¿arriesgamos olvidar a las víctimas sefardíes y del Medio Oriente o ampliar la definición de antisemitismo?

Si bien es cierto que la destrucción de la judería askenazi no se compara con el impacto del nazismo en los sefardíes, algunas de las poblaciones tradicionalmente sefardíes – como las de Salónica, Rodas, y las antiguas islas Habsburgo – compartieron el mismo destino de sus hermanos askenazíes. 

Skopje, Yugoslavia, judíos detenidos en el almacen de tabaco de Monopol antes de la deportación, marzo de 1943. Foto de Archivo Yad Vashem

La comunidad de Salónica en particular fue casi completamente eliminada. Según sephardicstudies.org, el 86% de la comunidad judío sefardí de Salónica fue asesinada. Hubo sólo aproximadamente 10,000 sobrevivientes de lo que fue una comunidad de 800,000 judíos.  

Stephanie Shosh Rotem, autora del ensayo Los Museos del Holocausto como espacios cívicos, nota que Salónica no fue incluida en la memoria colectiva del Holocausto. Incluso hoy, dice la autora, la historia de la tragedia de Salónica no es parte de la exhibición principal del Yad Vashem (Museo del Holocausto) sino que está desplegada afuera de las paredes del Museo. 

 


Desde la misma perspectiva, Isaac Jack Levy publicó la antología Y el mundo se quedo en silencio. Este doloroso libro conmemora a los casi 200,000 víctimas sefardíes del Holocausto. En la portada, su autor escribe que “las víctimas sefardíes del holocausto fueron, en verdad, olvidadas a las puertas de los campos. La tragedia a mano de los nazis permanece desconocida…”

Cerca de 7,000 hombres judíos fueron forzados a registrarse en la Plaza Libertad de Salónica, Grecia, para realizar trabajos forzados durante la ocupación nazi.
Cerca de 7,000 hombres judíos fueron obligados a registrarse para trabajos forzados en la Plaza Libertad en Salónica durante la ocupación nazi en Julio de 1942.
 

Henriette Asseo, una mujer sefardí de Salónica, contribuyó al trabajo de Levy. En la antología se lamenta de la siguiente manera:

Mi gente no existe
desapareció de la memoria
a las puertas de los campos

Por otra parte, aunque los judíos del Norte de África y del Medio Oriente escaparon la solución final, no fueron, sin embargo, inmunes a la ira de Hitler.

En los años 1940s, las leyes antijudías y los campos de concentración fueron establecidos en Marruecos, Argelia, Túnez y Libia. Miles de judíos norafricanos sufrieron en los campos de trabajo.
Deportación de los judíos de Macedonia, Marzo de 1943
Archivo Yad Vashem

Los judíos libios bajo Mussolini

En 1938, el fascista Mussolini impuso leyes antijudías a los judíos libios, marcando sus pasaportes y restringiendo su movilidad y sus actividades culturales. Más tarde, Mussolini envió a cerca de 5,000 ciudadanos a los campos de concentración, donde cientos murieron de hambre y enfermedades.

Los judíos que no eran ciudadanos libios fueron incluso menos afortunados. Cientos de judíos con ciudadanía extranjera fueron enviados a los campos de concentración en Europa.

Shimon Teshuva, superviviente del campos de trabajo de Giado, en Libia, recuerda su experiencia:
El área fue dividida y a cada familia se le dio 1 metro cuadrado… Un tabla de madera llena de huecos fue usada como letrina… No había agua corriente, estábamos llenos de piojos. La mayoría de los presos del campo contrajeron enfermedades, incluido tifus.

562 judíos libios perecieron en el campo de concentración de Giado.

Judíos del Norte de África bajo la ley francesa

Argelia, Marruecos y Túnez eran colonias del régimen de Vichy que cayó bajo los nazis en los años 1940s. Durante ese tiempo, el gobierno Vichy-Alemán estableció leyes anti-judías en su población de 415,000 judíos.

El 23 de noviembre de 1942, los alemanes arrestaron a Moisés Burgeil, el presidente de la comunidad judía de Túnez, a varios judíos prominentes, anunciando el comienzo de la opresión nazi bajo el régimen de Vichy. 


Los judíos tunecinos fueron obligados a llevar una Estrella de David amarilla, se le confiscaron sus propiedades y fueron enviados a campos de trabajo forzado. 4,000 judíos fueron deportados a los campos de concentración en Europa. 2,575 murieron durante la guerra en Túnez.

En Argelia, y en cierta medida en Marruecos, las leyes de Vichy arrancaron a los judíos de sus derechos ciudadanos, confiscaron sus tierras, expulsaron a los niños judíos de las escuelas y enviaron a algunos hombres a los campos de trabajo forzado. Según las fuentes de Sephardic Gen, algunos judíos fueron obligados a mudarse a ghettos y los judíos extranjeros viviendo en Marruecos fueron detenidos y en enviados a “campos de concentración especiales”.

De acuerdo con SephardicGen.com, los nazis no intentaron dejar a los judíos norafricanos solos. Henri Dentz, Alto Comisionado de Vichy, también planeó establecer campos de concentración al estilo europeo en el Norte de África. Sus enfuerzos pararon cuando los aliados comenzaron a liberar el Norte de África en 1942.
 

Pogroms en Iraq

Otra tragedia largamente olvidada en la historia del holocaust es el Farhud, el pogrom en Iraq inspirado por los nazis. Auqnue este país nunca estuvo bajo el control nazi, los judíos iraquíes sufrieron los efectos del odio nazi. 


Durante la guerra, la propaganda pro-nazi se extendió por el país y el Meim Kampf fue traducido al árabe para el público. En 1941, en el festival de Shavuot, turbas jurando alianza al Mufti y a Hitler, atacaron ciudades iraquíes y cometieron crímenes sangrientos contra los judíos. Aproximadamente 180 judíos furon asesinados y más de 2,000 heridos o mutilados, 900 hogares judíos y cientos de tiendas judías fueron destruidos.

Estas víctimas de los pogroms no son reconocidas como sobrevivientes del Holocausto consideradas para compensación por la ley israelí.
 

La amenaza nazi a Israel

Hubo cerca de 450,000 judíos viviendo en el Mandato Británico de Palestina en 1939. ¿Estuvieron los nazis contentos con dejarlos tranquilos?

La evidencia demuestra que en 1942 la escuadra Einsatzgruppe SS en Egipto se estableció en Atenas y preparó llevar a cabo una masacre masiva contra los judíos viviendo bajo el Mandato Británico. Gracias a Dios, los planes de los nazis para esta destrucción no se llevaron a cabo después de la derrota infligida a los nazis en la batalla de El Alamein, en Egipto.

La mayoría de los judíos asesinados en la guerra fueron ashkenazíes de Europa del Este, pero recordemos también a las víctimas sefardíes y del Norte de África que fueron asesinadas por ser judíos.

Que la memoria de todos los mártires del Holocausto sea bendecida. 



Información adicional

Los judíos norafricanos en el Holocausto:
https://www.yadvashem.org/articles/general/the-jews-of-north-africa.html

Los sefardíes griegos en el holocausto: https://www.yadvashem.org/articles/general/sephardic-jews-in-yugoslavia.html
El holocausto en el Norte de África: https://www.sephardicgen.com/holocaust.HTM
Las víctimas judía del Holocausto en Salónica: http://www.sephardicstudies.org/thess.html
El Farhud (pogrom antijudíos en Iraq): https://www.bh.org.il/blog-items/nazi-germany-farhud-iraq/